Vivir en la red tiene que ser esto

Ilustración: Ben Wiseman

No puedo menos que recoger el lema que el gran Nacho Ibernón me regaló una tarde de sábado en Valencia durante las agotadoras jornadas de Stand Out Program. Este lema trataba de resumir a su parecer todo lo que él percibía acerca de mí y de mi presencia en Internet. Es por ello que estas ocho palabras me sirven de inspiración para pensar en lo que significa trabajar en Internet, pero también vivir en Internet, porque hay un momento en el que uno se da cuenta de que [piopialo]Internet no está alrededor de ti, sino que forma parte de ti[/piopialo].Trabajar en Internet, escribir en Internet, navegar por Internet, es, lo queramos admitir o no, Vivir, y con mayúsculas. Incluso ahora mismo hasta ver la tele es vivir en la red. Es más, casi me atrevo a decir que no vivir en Internet es también vivir en la red. Porque negarlo significa también ser muy consciente de lo que Internet significa en la vida de las personas.

Pero la vida como experiencia propia y subjetiva le ofrece a cada uno una percepción diferente. Por eso para cada persona vivir en internet significará algo distinto. Quizás uno de los ejercicios más importantes que uno puede hacer para comprenderse es descubrir qué es vivir en Internet para sí mismo/a. Y eso es exactamente lo que voy a intentar hacer ahora.Porque para mí, entre otras muchas cosas vivir en Internet tiene que ser esto.

Tiene que ser aprender de los mejores y de lo que hacen en la red, admirar su trabajo y su ejemplo. Buscar su guía y aprovechar su experiencia. En mi caso es seguir a personas como Gaby Castellanos, Isra García, Carlos Bravo, Oscar del Santo, Vilma Núñez, Emiliano Perez Ansaldi, Maïder Tomasena, Victor Martín… En realidad la lista es tan larga y tan buena que por supuesto no queda otra que vivir en la red y vivir realmente bien.

Vivir en la red es comprender que la propia red se convierte lo quieras o no en tu medio de comunicación, un medio para expresar tu ida y opiniones, y para interactuar con las personas, una manera de llegar a las mentes y corazones de los demás de un modo amplificado, ubícuo, desubicado. Hay muchas más oportunidades de conocer a alguien valioso por Internet más allá de dónde se encuentre . Siempre tenemos que tener en cuenta que vivir en la red no es hablar con perfiles ni interactuar con ellos. No existen perfiles, existen personas. Por eso vivir en la red es vivir tu vida como ser humano extendiendo tus hilos de comunicación, invisibles pero todo lo largos que quieras, más allá de tu ciudad, de tu provincia, de tu comunidad, de tu país, de tu mundo. Eres un universo cuando vives en la red. Y eso implica tener una responsabilidad de quñe es lo que vas a contarle al mundo, y si lo vas a dejar más sucio o más limpio.

Tiene que ser un modo propio y asumido de mejorar, pero no solamente tus habilidades profesionales, o tus capacidades de información, o tu manera de adquirir y aprender nuevos conocimientos. [piopialo]Vivir en la red tiene que ser un modo de mejorar tu vida empezando desde tu propio interior[/piopialo]. Descubriendo de lo que eres capaz, buscando aquello que tú puedes dar a los demás, buscando el modo de dar lo mejor de ti, de aportar un valor que sólo tú puedes dar a la gente. Utilizar la red, utilizar Internet para crear un cambio positivo en las personas. Vivir en la red tiene que ser un mecanismo en el cual te insertas para crear un nuevo futuro. Tú no utilizas Internet, tú no tienes una conexión en casa con un wifi que te da red para tu ordenador, tu smartphone y tu tablet. Lo que tienes es una ventana a la sociedad futura que tú también construyes, como parte de tu responsabilidad. Es lo que pienso. [piopialo vcboxed=»1″]Vivir en la red es mostrar tu lado espiritual y humano, hacerlo crecer y potenciarlo.[/piopialo]

[piopialo]Vivir en la red tiene que ser asumir y aceptar que no hay nada escrito[/piopialo]. Estamos en un continuo experimento en el que tenemos que fallar, en el que tenemos que volver a intentar, en el qué tenemos que aportar nuestra propia esencia para que la red sea algo que se pueda llamar auténtica, humana, ilusionante. Aquí nadie sabe nada de lo que va a pasar por mucho que nos empeñemos en hacernos ver como unos grandes profesionales del online. Todos nosotros estamos probando, yendo de sorpresa en sorpresa, inmersos en la marea de lo que viene, de lo que se va y de lo que ocurre entre medias, admirando grandes ideas, descubriendo herramientas fantásticas, y aprendiendo día a día cómo nos relacionamos y sacamos provecho de esta manera de vivir imparable.

Vivir en la red tiene que ser mucho más que todo esto. Es un camino todos los días. Por eso este blog se subtitula así, porque más allá de un post, vivir en la red tiene que ser caminar juntos y admirarse de todo lo que sucede.

Y compartirlo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies.. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, más información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies